Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso.

Privacy Preferences

When you visit any website, it may store or retrieve information through your browser, usually in the form of cookies. Since we respect your right to privacy, you can choose not to permit data collection from certain types of services. However, not allowing these services may impact your experience.

  • Privacy Policy
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
    REQUIRED
  • Content Delivery Network
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
    REQUIRED
  • Youtube (Hosting Video Platform by Google Inc.)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
  • Vimeo (Hosting Video Platform)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
  • Google Ads (Advertisement Delivery Network)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
  • Dailymotion (Hosted Video Platform)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
  • Facebook & Instagram (Social Media)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.

Diego Gallardo: la mirada tras el objetivo

Diego Gallardo es un referente de la fotografía flamenca actual. Durante sus últimos 15 años, a través de su obra, hemos disfrutado de una visión apasionante y personal del flamenco, donde la fuerza de las imágenes es la gran protagonista.

diego-gallardo-la-mirada-tras-el-objetivo

DIEGO GALLARDO 

Tras llevar sus fotografías por todo el mundo con exposiciones y charlas como las realizadas para el Instituto Cervantes por lugares como Belgrado, Fez, Rabat, Río de Janeiro, Lima, Lisboa, Bilbao, Madrid, Sevilla, Burgos, Badajoz…, con el obligado parón impuesto por la pandemia, decide dar «luz y verdad» a vivencias, reflexiones y parte de su extenso archivo en este libro.

“Flamencuras. Luz y verdad” forma parte de esos libros que en una reunión con amigos aficionados al flamenco les muestras con cariño y orgullo. Esos libros que son únicos en tu biblioteca, que estás esperando que llegue alguien amante del flamenco para enseñárselo. Un libro que quedará en el tiempo como una joya de la fotografía flamenca. 

Hablamos con Diego Gallardo, autor del libro “Flamencuras. Luz y Verdad”

DIEGO GALLARDO, el fotógrafo

A.F.- ¿Cuándo y cómo nace esa pasión por la fotografía flamenca?

D.G.- He de decir que tanto la fotografía como el Flamenco siempre han estado presentes en mi entorno. Pero ciertamente todo hecho o circunstancia que marca tu forma de vida tiene un antes y un después, un momento que guardamos en nuestra memoria.

En cuanto a la fotografía debo agradecer mucho a Manuel Vilches, artista visual de una reconocida y consolidada trayectoria. Durante mi adolescencia, coincidiendo con su periodo que ejercía la docencia, tuve la suerte de participar en un taller de fotografía que, de modo alternativo, planteó para alumnos que quisieran aprender. Fue un momento divertido, de aprendizaje desenfadado y de despertar mayor curiosidad de la que ya tenía hasta acabar convirtiendo la fotografía en verdadera pasión.

En lo que respecta al Flamenco, fue tras escuchar a José Mercé, reaparecía después de la muerte de su hijo Curro. Puedo decir que fue el momento en el que inicié ese camino irreversible y sin medias tintas que significa el Flamenco para el aficionado. A mi me gustaba el Flamenco, pero aquella noche llegué a sentir todo lo que engloba el cante por siguiriyas; como alguien es capaz de cantar a la muerte, de expresar tanto y sacar el inmenso dolor que se puede llevar dentro. Sentí como me arañaban el alma.

A.F.-¿Qué relación tiene el Flamenco con la fotografía?

D.G.-En primer lugar me gustaría destacar que se trata de dos lenguajes que guardan muchas similitudes. Así podemos ver la relativa corta edad de ambas disciplinas, el Flamenco con sus estructuras tal y como lo conocemos hoy, unos 200 años y la fotografía, unos 190. De igual modo el carácter o marchamo de universalidad, el Flamenco como música está presente en África, Asia, América, Oceanía y Europa; declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. La fotografía por su parte, ha sufrido debido al desarrollo intencionado de la industria fotográfica la mayor democratización posible. A día de hoy cualquier persona tiene a su alcance poder hacer una foto, pensemos en los teléfonos móviles.

Sin lugar a la duda el Flamenco siempre ha sido históricamente un elemento atractivo  para los fotógrafos. Se puede decir que existe una disciplina de fotografía de Flamenco, testigo de su evolución estética, antropológica, económica y social. Basta con hacer un breve recorrido por la historia de la fotografía para ver como el Flamenco ha estado presente en toda su evolución. Desde la denominada “postura flamenca”, retratos impresos en placas; pasando por el origen de la película y el analógico tocando ya lo documental, artístico y el retrato. Hasta la era digital y el desarrollo del pixel.

Es cierto que de modo general la mayoría de fotógrafos se han acercado para retratarlo de modo puntual. Pero también están, entre los que me incluyo, los que poseen ciertos conocimientos, aficionados. Aparentemente estos segundos pudiera entenderse que son los que sustentan esta disciplina fotográfica. Aunque indudablemente no es así, sin el bagaje, los testimonios y aportación de los primeros no se podría haber llegado al momento actual de la disciplina de Fotografía de Flamenco

A.F.-¿Fotografía en color o en blanco y negro?

D.G.-Personalmente la imagen en blanco y negro posee un impacto especial sobre los sentidos que no tiene el color. Está muy relacionado con la inmensidad del contraste (luz y oscuridad) que ambos colores base pueden generar. Sin lugar a la duda la fotografía en Blanco y negro tiene un encanto único, su carácter clásico e incluso minimalista (muchas veces en el amplio sentido de la palabra) otorgan total protagonismo al sujeto u objeto de la fotografía. Además la luz en el blanco y negro se convierte en la variable a manejar capaz de convertir una instantánea en arte.

Por otro lado, creo que el color, como sucede en la pintura, se ha de utilizar siempre que se articule como un lenguaje, no como adorno. Además el primer paso para comprender y aplicar el blanco y negro o el color es aprender a mirar. Tanto en una opción como otra debe partir de unos criterios o principios que van implícitos al concepto arte en general y la fotografía en particular. Si no fuera así ¿podríamos imaginar un Van Gogh en blanco y negro? ¿O el Guernica de Picasso en colores?

A.F.- En la actualidad, que profesionales de la fotografía flamenca podrías destacar entre tus predilectos.

D.G.- Voy a destacar las dos figuras que considero, a mi criterio, fundamentales y que han marcado la trayectoria/ el devenir de los que a día de hoy nos dedicamos a fotografiar este arte.
Elke Stolzember, conocida como la gitana rubia, con una dilatada carrera, la verdadera precursora y referente de la fotografía de flamenco in situ. La que sienta las bases del movimiento perpetuo en el baile. Alguien que ha entendido la relación flamenco y fotografía como pocos, debido a su experiencia en el escenario, aprendió baile en la Escuela Amor de Dios de Madrid.

El otro referente, es Pepe Lamarca, que en los años 70 llega a España, tras conocer en su país, Argentina, a Paco de Lucía, Camarón o Antonio Gades. Y se convierte en la capacidad  de inmortalidad a través del retrato, consigue como nadie captar el alma de los flamencos. Prácticamente todas las portadas de discos de los 70 y 80 en el mundo del flamenco son suyas.

A.F.- Igual que para otras artes como la música o el cine ¿Es un problema o un aliado internet para la fotografía?

D.G.-Internet o más bien el periodo actual de las redes sociales está generando una nueva demanda muy relacionada con el concepto de la inmediatez, lo que indudablemente está llevando a una fotografía que actúa como un mero mecanismo de distracción, divertimento, entretenimiento y descanso de actividades habituales. Un producto del consumo que nos lleva a una situación poco permeable a nivel emocional. Que pretendo decir con esto, pues que se está llegando a un punto donde olvidamos aspectos técnicos, compositivos, mensaje, idea… el por qué. Se está pasando en muchos casos al disparar por disparar, sin ningún tipo de criterio previo. Se está generando toda una saturación visual que indudablemente hace que la imagen esté menos valorada, y no debemos olvidar que la fotografía como concepto debe ser una especie de conciencia que impida dar la espalda a la realidad.

Ahora bien, por otro lado está la posibilidad de usar internet o las redes sociales como una de las herramientas más potentes a nivel informativo, que sirven para divulgar la obra de cualquier artista o interactuar. Lo importante es un uso con criterio y acorde a necesidades, aunque la realidad nos lleva a que la fotografía se está devaluando.

“FLAMENCURAS. LUZ Y VERDAD”

A.F.- El título “Flamencuras. Luz y Verdad” ¿Qué deseaba comunicar al público con este título?

D.G.- Flamencuras es el nombre con el que designé hace ya 20 años mi archivo dentro del Flamenco, actualmente superior a las 46000 fotografías. Flamencuras, además encarna el apoyo a la cultura en general y al flamenco en particular en un periodo de pandemia realmente complicado. Es una apuesta personal (sufragada por mí) con la que doy a conocer un periodo de 15 años en el cante, toque y baile que no volverá a repetirse. Un relato visual y sonoro que bajo mi lente he ido dando forma. 
 Respecto a los términos Luz y verdad, el primero está en consonancia con la definición esencial de fotografía.

La fotografía es sinónimo de luz, si no hay luz no hay foto. Y el concepto verdad tiene que ver con la parte reflexiva de los textos aportados por Luis Mariano González, teólogo y antropólogo, que desde su punto de vista profesional, y no contaminado como aficionado ( ajeno al Flamenco), inducen al planteamiento que en el flamenco y en la vida, dos realidades parejas, no hay verdades absolutas y por el contrario sí varias verdades o la verdad que cada cual cultiva. 

En líneas generales se trata de una obra que intenta acercar y dar a conocer el Flamenco. Hemos cuidado muy mucho determinados aspectos pensando tanto en el aficionado más cabal como en el público general. La fotografía es la protagonista e invita al lector/espectador a dialogar, reflexionar y despertar curiosidad…
Concibo los libros como elementos vivos, para toda la vida; por ello nos hemos servido de incluir códigos QR que contextualizan con ambiente sonoro los instantes. Estos códigos se irán cambiando cada cierto tiempo.

A.F.- ¿Qué importancia tiene Casa Patas en la obra de Diego Gallardo?

D.G.- Siempre me he negado a eso de que los recuerdos sean tan frágiles como la memoria de cada uno. Soy de la idea clara de que los hechos subsisten, siempre que se quiera, al desgaste y al olvido. Llegué a Madrid coincidiendo con el inicio de la mítica Sala García Lorca de Casa Patas. Un espacio que en poco tiempo se convirtió en referencia, tanto para artistas como aficionados, dentro del Flamenco. Tuve la suerte de conocer a Martín Guerrero, patrono y director de la Fundación Conservatorio Casa Patas, además de prologuista del libro, que junto a Antonio Benamargo, promotor, me facilitaron toda la actividad que he retratado a lo largo del periodo que ha abarcado su existencia, desde 2013 hasta inicios de 2020 coincidiendo con la pandemia. Sin lugar a la duda he sido testigo presencial como aficionado y a través de mi objetivo de un periodo muy importante en la capital, que lamentablemente no se volverá a repetir, lo que surja será diferente. Por eso el libro guarda un sentido homenaje a esta sala, y también a tablaos que frecuentaba como el Villa-Rosa o las Tablas.

A.F.- La presentación de “Flamencuras. Luz y Verdad” es de gran calidad, en consonancia con la calidad artística de la fotografía. ¿Por qué decidiste crear una encuadernación tan elegante? 

D.G.- Todo libro de fotografía, como toda manifestación artística, debe ser una experiencia que entre por los ojos. Ha de ser llamativo, para ver una y otra vez. En mi caso al plantear un diálogo a través de la fotografía, principal protagonista, me ha llevado a cuidar y ser muy exigente con la presentación. Para ello he contado con Oscar Gónzalez de Bittacora.com. Diseñador, maquetador del libro, y alma mater, y pater, desde mis inicios en lo  que se refiere al diseño de cualquier trabajo que he realizado: exposiciones para el Instituto Cervantes, ponencias, portadas de discos o cualquier publicación.

A.F.-¿A qué artista no has fotografiado y te hubiera gustado?

D.G.- Pues varios, sobre todo aquellos que escribieron parte de la historia del flamenco y ya no ya no están: Manuel Torre, Chacón, La Niña de los Peines, Tomás Pavón, Isabelita de Jerez…

Quiero terminar esta entrevista agradeciendo a ALL FLAMENCO su enorme labor como concepto esencial y necesario en la difusión del Flamenco. 

Desde ALL FLAMENCO te recomendamos “Flamencuras. Luz y verdad”. Próximamente a la venta en ALLFLAMENCO.NET