Trajes de Flamenca

El traje de flamenco es un ícono por sí solo. No solo representa el mundo jondo o Andalucía, también es exponente de toda la cultura española. Bien sea para bailar, para lucir en las ferias o en alguna romería, el vestido debe lucir.

Con el paso del tiempo, tendencias van y vienen, pero los orígenes quedan. El vestido aún conserva su “cuerpo de guitarra”, que es la forma ceñida a la silueta, al menos hasta la cadera, seguido de volantes en la falda.

Hay modelos para complacer todos los gustos y personalidades. Al diseccionar el traje en partes, existen consideraciones a tomar en cuenta, pero la decisión siempre se basa en la comodidad y seguridad que ofrezca la prenda.

Volantes

En un tablao, el zapateado marca el compás, pero es el movimiento de los volantes lo que atrae miradas. Su ausencia es inadmisible. En un vestido, debe haber como mínimo uno, aunque el número puede ascender hasta nueve, que a su vez, pueden estar repartidos a diferentes alturas del traje como muslos, rodillas y pantorrillas.

Cola

La cola se asocia a elegancia. Sin embargo, su presencia dependerá de la ocasión para la cual se vista. Son comunes en los vestidos de espectáculos porque se lucen bien sobre el escenario, pero en términos de comodidad no es la opción más práctica para usar en una feria.

En caso de escoger una cola, hay que decantarse entre los tres tipos que existen. La corta que no supera el metro de largo; la mediana, entre dos y cinco metros y la larga, que sobrepasa los seis metros.

Manga

Se puede escoger entre tirantes, mangas cortas (por debajo del hombro), medianas (por el antebrazo) o largas (hasta la muñeca). Esta es otra decisión que depende de la situación, más bien, de la estación. Si el vestido es para usar entre mayo y octubre o en algún espacio cerrado, se puede arriesgar por los tirantes. De lo contrario, las mangas largas son lo mejor opción.

Escote

El vestido de flamenco no discrimina a nadie y ante la duda, se puede elegir el escote que más favorezca.

Tipo de escoteRedondoPicoCuadradoBarcoCorazónAlto o de tortuga
CaracterísticasEs el escote clásico y tradicional.Tiene forma en V.
Va desde el cuello hasta la altura del pecho, según lo pronunciado que se desee.
Es atractivo y sofisticado a la vez.Da la sensación que la espalda es más ancha (evitarlo si se tiene hombros amplios)Coqueto y femenino.La parte alta puede ser una tela con transparencia.
ProsAlarga el cuello.
Aporta calidez y discreción.
Luce bien en cualquier contextura.
Tiene un toque sensual.
Favorece cualquier tipo de busto.Da un toque modernoAcorta la figura.Aporta elegancia.
Recomendado para personas con:Pecho pequeño o quienes quieran disimularlo.Rostro alargado porque acentúa el rasgo.
Hombros anchos y cuello corto.
Pecho de nacimiento alto.
Cara redonda porque estiliza.Cuello largo y rostro alargado.Poco busto y hombros estrechos.Poco busto porque da sensación de anchura de pecho.

Colores

Las posibilidades son infinitas. La combinación más clásica incluye rojo, negro y blanco sin que falten los lunares. Sin embargo, con el paso del tiempo ya no hay ninguna regla estricta en este sentido. ¿Cómo saber el color? Escogiendo el que quede mejor. ¿Con o sin lunares? Es arbitrario, depende de gustos. ¿Lisos o estampados? Según la preferencia o tendencia del año. El traje de flamenco ha evolucionado tanto que ya no hay una fórmula secreta, especialmente si se viste para asistir a una feria donde los límites no existen.

En definitiva, el traje de flamenca favorece todos los cuerpos. Así que no es motivo de preocupación. Ha perdurado y se ha perpetuado como un icono, teniendo influencia incluso dentro de las pasarelas de moda. Por eso, al escoger un modelo, lo único que debe ser seguro es que sea una representación de la persona.