Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso.

Preferencias de Privacidad

When you visit any website, it may store or retrieve information through your browser, usually in the form of cookies. Since we respect your right to privacy, you can choose not to permit data collection from certain types of services. However, not allowing these services may impact your experience.

Necesarias
  • Privacy Policy
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
    REQUIRED
  • Content Delivery Network
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
    REQUIRED
De terceros
  • Google (Google Tag Manager.)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.
  • Mailchimp (Mail Services and Newsletter)
    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Assumenda, dolorum, vero ipsum molestiae minima odio quo voluptate illum excepturi quam cum voluptates doloribus quae nisi tempore necessitatibus dolores ducimus enim libero eaque explicabo suscipit animi at quaerat aliquid ex expedita perspiciatis? Saepe, aperiam, nam unde quas beatae vero vitae nulla.

Artesanía flamenca

La artesanía flamenca es un arte sobre el que gira el negocio de familias que velan por el mantón, el abanico o la guitarra flamenca, descúbrelo en este nuevo post de nuestro blog.

artesania-flamenca

Presentamos tres oficios, tres talleres rondando los cien años de antigüedad, entregados al flamenco, que han sobrevivido a las crisis: artesanía de excelencia en guitarras, mantones y abanicos, los más importantes de los complementos flamencos.

Por Rosa Pérez Riesco. Revista Zoco Flamenco

La guitarra flamenca

La guitarra es una montaña con dos vertientes. Una es la flamenca; la otra, la clásica. Ambas igualmente admirables” [Andrés Segovia].

Hacer guitarras es un arte de identidad netamente español en el cual, la escuela de guitarreros de Madrid ha destacado por su buen hacer. Felipe Conde, descendiente de la saga “Conde Hermanos- Esteso”, que ahora cumple 100 años, comenta que  “El taller es siempre un aval y una garantía ya que el artesano se hace responsable de todas las piezas que salen de su taller y la relación con sus obras no se interrumpe” También expone que “las guitarras terminan volviendo, para su conservación y puesta a punto”.

Hacer guitarras hoy en día difiere un poco de hace cien años, pero solo un poco. Las diferencias entre la guitarra artesana que se hacía hace cien años y la que se hacen actualmente radica en la construcción y en las maderas que se emplean:

 “Antes la guitarra flamenca se construía con la tapa de pino abeto europeo, y los aros y el fondeo de ciprés español pero desde la década de los 70 se emplea también el cedro rojo para la tapa y el palo santo en los aros y el fondo. “En nuestro taller, mi padre Mariano, mi tío Faustino y Paco de Lucía crearon la guitarra flamenca de palosanto, con más proyección, más volumen y una mayor precisión de sonido”.  

El mantón de Manila

Ángeles Espinar tiene un pequeño taller de exquisito bordado de mantones a mano en Villamanrique de la Condesa, un pueblo sevillano con una larga tradición en el bordado, “pero bordado blanco, el que se hacía para las casullas, los paños de la iglesia, la ropa interior de los señoritos...”. El bordado del mantón lo lleva a este municipio la mujer de un teniente destinado allí, en 1925. “Esta señora era sevillana y nos trajo la tradición del bordado sevillano del mantón. El arte cuajó porque la mayoría de las mujeres del pueblo ya bordaba en blanco, en recto, que es una técnica mucho más difícil”.

La tradición del taller de Ángeles se remonta a los años 30, cuando su madre que era profesora de bordados abrió su primer taller de bordado de mantones. “Y muchas mujeres del pueblo pusieron sus talleres, y se extendió a los pueblos de alrededor, a Pilas y otros”.

El reconocimiento a su labor, le vino a raíz de la exposición de 1979 en “Exporte”, en Sevilla, donde se celebró la primera exposición iberoamericana. “El bordado se estaba perdiendo porque nadie lo hacía en su casa, se pagaba muy poco, y las mujeres se empezaron a dedicar a otras tareas, donde les pagaran más. Yo llevé a esta exposición nueve mantones de seda natural de Italia, bordados con dibujos y colores creados por mí, que tiño la seda en casa y le doy unos tonos propios”.

Estos nueve mantones gustaron mucho y ahí empezó el desarrollo del taller donde llegó a tener muchas bordadoras.  “En 1980 la gente me buscaba, y al poco no daba abasto, venía gente de toda España”, pero también de Méjico y otras partes de América. “Un mantón de los míos se diferencia por la calidad de la seda, los colores originales, los dibujos y el bordado, el buen fleco… Para mis dibujos me fijo en las flores que yo siembro, los pensamientos, las rosas, los tulipanes, y de ahí saco la foto y lo bordo. Utilizo los mejores tintes, las mejores sedas, que me las mandan de Nápoles”. 

El abanico

En el taller de abanicos de Andrés Pascual van por la cuarta generación. “Comenzaron mis bisabuelos –cuenta Macarena Andrés-, en 1880. Mi bisabuela, Carmen Blasco, era teladora y este oficio les llevó a abrir el primer taller”.

En un abanico, trabajan varios especialistas, pero varillajeros y teladoras son los básicos. Un arte donde se da el trabajo en cremallera “hombre-mujer”. Los hombres trabajan más el varillaje: el varillajero, el calador, el que hace los calados; el adornador, que hace el bajo relieve; el decorador, decora con pinturas y un maqueador, que da color el bajorriele. Las mujeres, trabajan más “el país” que es la tela, encaje, piel…Son las teladoras, que pueden ser encajeras (si es de encaje), bolilleras (bolillos), pintoras, fondistas,…si quieres conocer más sobre estos oficios te invitamos a seguir leyendo en ZocoFlamenco.